frio-enemigo-de-las-manos

El frío es uno de los grandes enemigos de las manos

A pesar de lo que le gusta a mucha gente el invierno, por la navidad, vacaciones, la nieve o los paisajes de postal, es cierto que resulta bastante agresiva para ciertas partes de nuestro cuerpo.

Todas estas cosas positivas vienen acompañadas de la bajada de temperaturas, el viento, la falta de hidratación por la sequedad o la calefacción son algunos de los enemigos que aparecen a la vez. Especialmente nota esta agresividad la piel del cuerpo, sobre todo la de las manos. El uso constante que hacemos de ellas como nuestras herramientas favoritas favorece que estén expuestas a las condiciones negativas, haciendo que se deterioren y se resequen.

El principal problema al que se enfrentan nuestras manos es la sequedad. El viento, el frío y la humedad hacen que las manos se sequen de manera fácil, dejando un tacto áspero o, incluso, pudiendo aparecer grietas.

Tras esto, comienzan a aparecer las rojeces y la irritación por las bajas temperaturas, alterando la capa protectora de la piel. En caso de que comience a aparecer hinchazón o enrojecimiento de zonas expuestas al frío, es posible que estemos ante la aparición de sabañones. Los vasos sanguíneos comienzan a inflamarse con el calor después de haber estado expuestas a bajas temperaturas, lo que provocará dolor y molestias.

Vamos a ver algunos consejos que pueden valer para el cuidado de las manos y evitar que cualquiera de estas cosas nos pueda suceder:

1 – Intenta llevar unos guantes siempre encima, fundamentalmente para proteger las manos en caso de que las temperaturas sean muy bajas.

2 – Hidrata en profundidad con una crema específica para las manos, porque el viento y el frío, no digamos la combinación de ambos, hace que las manos se sequen con mucha facilidad, pudiendo incluso agrietarse.

3 – Lava las manos con agua templada, ya que el agua muy caliente puede debilitar la capa protectora de la piel, contribuyendo así a la deshidratación de la piel. No hay que olvidar tampoco la importancia de secarlas bien y no dejar restos de humedad.

4 – Usa protección solar para las manos, aunque sea invierno.

5 – Cuida también las uñas con tratamientos específicos para ellas.

Con estos consejos deberías mantener unas manos saludables y bellas durante todo el invierno, pero no dudes en visitar nuestra farmacia para que podamos aconsejarte sobre los productos o rutinas de higiene que más se adapten a tus necesidades.

Deje un comentario

Su email no será publicado. Los campos requeridos están marcados *

Puede usar estos HTML tags y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>